Todo lo que surge se desvanece (IV)

Esta frase la leí hace tiempo no recuerdo donde, en ella se resumen mucho de lo que tenemos que tener claro en
nuestro día a día, en esta vida nada es eterno, todo tiene su principio y su fin, incluso aunque no lo queramos creer
nuestros más preciados familiares, amigos, animales, objetos, todo tiene un tiempo de vida, el porqué de este capítulo es que tenemos que dar gracias por lo que tenemos a día de hoy porqué quizás mañana no esté con nosotros.

Sabiendo esto no cambiarías tu día a día y te centrarías en cosas importantes y positivas como el amor incondicional a todo en vez del odio, construir cosas en vez de destruirlas, ayudar a los demás en vez de perjudicarles para tu propio fin, el tiempo no se para, sigue por lo que aprovechemos para hacer algo positivo para nosotros y para los que nos rodean.

Que te gustaría hacer, a donde te gustaría ir, que te gustaría ser, a veces una buena pregunta hace mucho más que
cualquier otra cosa, ahí reside la felicidad en tener un camino y en disfrutar cada día de él, porqué quizás en un futuro dejemos de hacerlo, hazte preguntas y verás como tu vida cambia.

Hay personas que nunca se preguntan que quieren, tienen una voz interior que siempre les va diciendo hacia donde tienen que ir pero ellos hacen caso omiso de la misma, tienes que marcarte una dirección (metas) en la vida sino como los barcos irás a la deriva y jamás llegarás a ningún puerto, no olvides que eres dueña/o de tu vida y eres tu quien la diriges, nadie lo puede hacer por ti, como dice el titulo de este capítulo “todo lo que surge se desvanece” esto te dará fuerza para todo.

Ponte cómoda, en una habitación a oscuras o con una luz tenue, con música de fondo si te gusta, incienso y sobretodo escribe tus metas a corto, medio y largo plazo, sobretodo se generosa/o contigo, no pienses en limitaciones como ahora no tengo suficiente dinero para hacer este viaje, o no tengo trabajo (fíjate que estás utilizando una negación no lo hagas), todo lo contrario, quítate las limitaciones y “medita” relajadamente tu futuro, para que lo entendamos, empieza por hacer la carta a tus reyes magos de lo quieres para tu futuro o para el siguiente año, se clara e insisto “no te limites”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

69 + = 79